Entrevista Ana Ribagorda

ANA RIBAGORDA

"Se convirtió en uno de los aspectos más importantes de mi vida"

Ana, a diferencia de muchos artistas que tienen sus principios en la infancia, no se vio inmersa en el mundo del arte sino hasta sus 38 años. Ella lo dice: “Me interesé primero por las acuarelas y los lienzos, y una vez que empecé, entré en un mundo que me encanta y se convirtió en uno de los aspectos más importantes de mi vida”. Ella reitera que se enamoró de pintar, como quien tiene un flechazo de esos, que con sólo una mirada sabes que te van a revolucionar la vida. 

Dices que tienes una manera de crear intuitiva, ¿cómo influye esto en tu proceso de creación?

Mi proceso es también mucho como de momentos del día, tengo determinados en los que tengo más facilidad para pintar, casi siempre después de que he descansado me levanto con ganas y con la intención de pintar de una manera más clara. Entonces me enfrento siempre al lienzo en blanco y no sé lo que voy a pintar, yo no puedo decir: Quiero pintar un paisaje y me pongo a hacer un paisaje, no. Nunca sé lo que voy a pintar, simplemente empiezo a darle color porque yo trabajo color, no el dibujo. Es abstracto nunca es realista, aunque intente parecerse a la realidad. Sobre todo pinto flores, lo que más me gusta es el color entonces me dejo llevar por los colores, trabajando con ellos en la mano, ni siquiera utilizo una paleta, trabajo directamente con el bote de pintura, el pincel y la mayoría de las mezclas las hago en el propio lienzo o en el pincel para que los colores se mezclen en la tela a base de capas super puestas. Pero no hay un trabajo previo ni de elegir los colores, simplemente tengo las bandejas llenas de tonos en mi estudio y voy cogiendo según me va marcando el subconsciente. Esto es un poco a ciegas, no hay ideas preestablecidas.



¿Entonces no tienes una paleta de colores fija o ciertos tonos predilectos?

No, si bien tengo todos los colores, cientos de ellos pero también es cierto que mis cuadros tienden a usar tonos fuertes, el magenta, el azul y colores flúor. Suelo hacer colecciones muy coloridas, los colores oscuros como el negro, gris, tierra sí los uso pero para dar profundidad, salvo que sea una colección con fondo negro para que sea más dramático, pero en general mis paletas de colores son alegres.

“Los que pintamos, vemos la vida con otros ojos, siempre vamos fijándonos de una manera especial en los colores, las sombras”

 



En tus redes vemos cosas vibrantes y coloridas pero al mismo tiempo hay paisajes y temas relacionados a la naturaleza, ¿dirías que esa es tu mayor inspiración?

Sí, mi estudio lo tengo en el campo y es mi principal fuente de inspiración en todos los aspectos, tanto en la pintura como en mi vida, el contacto con la naturaleza porque yo vivo en Madrid en la ciudad, el contraste ciudad-campo es muy fuerte y todos los fines de semana intento desconectar en el campo y es donde más me fijo en los colores, los que pintamos siempre vamos fijándonos de una manera especial en los colores, las sombras, todo eso lo saco yo del campo, es donde más me inspiro.


¿Cómo es tu estudio? ¿qué ambiente podríamos encontrar ahí?

Bueno yo tengo una “casa” en el campo, bastante pintoresca, no es una casa al uso y hay una zona destinada al estudio que es sólo para mí y suelo pintar ahí sola, con música o a ratos en silencio. Tengo también una estufa de leña para el invierno y cuando hace buen tiempo suelo salir a pintar fuera porque tenemos un patio amplio y me encanta.

 

“El arte es un canal, es terapia. Es una manera de ser y estar; es también un refugio del mundo”

 

¿Has soñado con llevar tu trabajo a un lugar en específico?

Sí, ahora mismo, trabajando con AGAPHE y a esta edad donde ya llevo un montón de años pintando, estoy emocionada por poder exponer primero, en donde me llevéis de la mano. En ese sentido me dejo aconsejar y a donde nos lleve la vida.



Llevas varios años pintando, ¿durante el tiempo de pandemia se vio afectado tu trabajo artístico?

Tengo algunos cuadros publicados en pandemia que son precisamente los dos más oscuros que tengo: un barco naufragando y un faro, yo viéndolos ahora desde otra perspectiva veo que fue una etapa más oscura. Primero porque tuve que pintar aquí en el piso de la ciudad, no es la misma inspiración y luego las circunstancias me hicieron llevar estos cuadros a otra faceta. La gente me dice que son cuadros más tristes, sobre todo el del faro. Son más en consonancia a la situación que estábamos en ese momento.



Le pones mucho de ti a cada cuadro, de tus emociones en el momento pero, ¿también incluyes cosas de personas cercanas a ti?

No, no. No son retratos. Si hay algo de personas, son imaginarias, inexistentes.



¿Hay algún elemento (objeto, color, un tipo de flor) que repitas mucho al pintar?

Pues sí, la rosa. Pero claro hay rosas distorsionadas, no son reales, aunque en el fondo tengo el patrón de las flores de una manera muy específica.



¿Crees que el artista nace o se hace?

Las dos cosas. Se hace, porque es necesario el trabajo, sin él no hay mejoría ni evolución; pero también nace, porque te tiene que salir de adentro las ganas, sino te nace nadie te lo puede imponer.



El arte es...

El arte en cualquiera de sus formas es un canal, un canal para poder expresar. Un canal que nos conecta con algo interno. Es una forma de hacernos sentir, como la música por ejemplo. El arte de igual manera nos comunica con un mundo etéreo, sensible. El arte para mí también es terapia, es una manera de ser y estar en el mundo porque sin él yo no podría estar; es mi manera de vivir. Es un refugio del mundo, porque yo me aíslo y me sano.

 

 

Ana que se dedica a la enseñanza y dice que es su otra vocación no sigue las mismas normas a la hora de pintar. Cuando uno va a la escuela aprende imitando al profesor, copiando, es así como logramos hacer ciertas cosas; pero en el arte, se refleja otra faceta de Ana. Sus cuadros son y serán siempre una sorpresa, tanto para ella como para los que somos espectadores de su trabajo, nunca sabe a lo que se va a enfrentar, pero hace caso a un poder interior que reside en cada ser humano: la intuición. Así, sus pinturas intuitivas nos llevan de la mano en el camino de apreciar lo que nos rodea.

 

 

Entrevista concedida a AGAPHE el 7 de Junio del 2023

10 comentarios en «Entrevista Ana Ribagorda»

  1. Ana María

    La entrevista me parece cumbre, refleja el interior de esta pintora Ana su intuición y su buen hacer así es como yo percibo sus pinturas y su transmisión felicidades.

    Responder
  2. Nieves Jerez Halcon

    La pintura de Ana es alegría principalmente. Las flores son su especialidad, su técnica en el uso del color es impresionante, una explosión. Por mi parte, adoro sus cuadros abstractos, tienen un estilo con muchísima personalidad, con mucha fuerza y de una originalidad que asombra. Da igual donde pongas uno de sus cuadros, el entorno se transforma. 100% recomendable.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *