Juan Mengual

Entrevista Juan Mengual

Juan Mengual

"Una vez que le coges el gusto ves que es necesario"

Juan Mengual

Este artista español empezó a pintar en familia. Su vida se desarrolló en medio de pinturas, lienzos y pinceles. No fue hasta que su madre le pidió ayuda con unos collages que se dieron cuenta de su potencial para el arte. “Mi madre me dijo que tenía talento y yo pensé que solo me lo decía porque era mi madre” pero a raíz de eso empezó a pintar y buscar opciones para prepararse, así llegó a The Art Academy en Londres.

Al ser tu madre pintora, ¿apoyaron tu carrera desde el principio?

Sí, claro, mi familia me apoyó y empecé con ella. Cuando fui a Londres no tenía a nadie, pero esa experiencia fue muy importante porque además de todo lo que aprendí de técnica también estuvo la parte conceptual que en un principio a mí se me hizo un poco dura, pero la tesis de mi último año que fue sobre cómo utilizar el inconsciente para hacer arte, me sirvió para darme cuenta de que necesitas una base conceptual detrás y me encantó, una vez que le coges el gusto ves que es necesario. Desde entonces sigo así.

¿Dirías que un artista nace o se hace?

Creo que cada uno tiene una respuesta distinta, pero pienso que algunas aptitudes sí que hay que tener, un poco de gusto para empezar. A mí me dicen que los colores que uso son muy buenos por ejemplo, y creo que es por estar toda la vida viendo los cuadros de mi madre y eso se te va quedando en la mente, al igual que si has ido a museos o galerías, también si has leído sobre arte, son cosas que se van incorporando y cuando te pones a pintar salen de manera natural. Por esto yo diría que el artista se va haciendo, pero un poco de aptitud de nacimiento sí que ayuda.

 

¿Cómo llegaste al estilo que ahora tienes?

Es curioso cómo te dicen al final de la carrera que busques tu estilo y es lo más difícil porque ya está todo inventado. A mí me vino bastante natural porque yo veía manchas de pintura en el suelo y les veía potencial, así que empecé haciéndoles fotos y a partir de estas pintaba. Pero claro hacer algo “accidental” adrede es complicado, me costó bastante pero con la práctica encontré dos técnicas para hacer las manchas originales.

 
“Encontrar tu estilo es lo más complicado porque ya está todo inventado”
 
 

Hablando de eso, ¿qué técnicas utilizas?

Utilizo dos principales: mezclo pintura acrílica con agua, mojo el resultado con esponjas y luego lo esparzo sobre un lienzo, poco a poco se va asentando y así sale la mancha sobre la que trabajo. La otra técnica es la decalcomanía. Después de descubrirla me enteré de que ya existía, básicamente es poner pintura sobre un trozo de lienzo y luego lo pones encima de otro, es como hacer una impresión y ahí tienes poco control, pero salen manchas muy chulas que son como fractales, así empiezo.

 

Hubo un punto de mi vida en el que me di cuenta que cuando empiezas a sentirte cómodo ya nada te sorprende, ya nada te impacta. Yo necesito salir e impactarme con algo nuevo, renovarme, y luego regresar a casa y dibujar lo que venga, así es como funciona mi trabajo.

¿A quién consideras tu mayor influencia?

Tengo influencia sobre todo de los surrealistas, pero además tengo influencias de muchas partes y una de ellas es mi madre, aunque nuestros estilos sean muy distintos, probablemente es la más importante porque, he estado toda la vida mirando lo que hacía. Es mucha su influencia, pero de forma indirecta porque somos muy diferentes.

 

 

“En la guerra, en el amor y en el arte todo vale”

 
 

Respecto al color, veo que usas colores bastante vibrantes ¿por qué eliges esos tonos?

Cuando me dijeron que tenía que buscar mi estilo yo escuché que los pintores tienen una paleta de colores, me pareció algo extraño, pero cuando estaba pintando me di cuenta de que también tengo la mía, salió muy natural. Mi paleta de color principal es el magenta y el cian, luego voy variando porque evidentemente no vas a pintar en todos los cuadros igual, el blanco también lo uso mucho como fondo. Ahora he ido probando otros colores, por ejemplo verde y amarillo, para obligarme a mí mismo a ampliar mi paleta y así poder evolucionar.

 

¿Pintas por colecciones o van saliendo cuadros individuales?

Tengo algunas series y hago alguna colección. Por ejemplo, tengo una serie que es de puntos, voy variando un poco conforme voy sintiendo.

Cuando no estás pintando ¿qué otras cosas disfrutas hacer?

Me gusta mucho la naturaleza, me gusta mucho el senderismo porque creo que es una manera de alimentar el cerebro de los pintores. Me gusta también ir al mar. Disfruto mucho las exposiciones, sobre todo en persona porque no es lo mismo ver cuadros en una pantalla que en directo, puede ocurrir que algunos artistas en digital no te gusten y cuando los ves en físico te llevas una grata sorpresa.

 

Me llaman la atención tus títulos, ¿cómo los eliges?

Cuando empiezo a algún cuadro teniendo la mancha original y viendo cómo la edito, el cuadro empieza a hablarme. Hay veces que el título se me ocurre enseguida, otras que cuesta más pero me viene siempre por lo que voy viendo y me va sugiriendo la obra.

 

 

 

“Me gusta mucho la naturaleza, me gusta mucho el senderismo porque creo que es una manera de alimentar el cerebro de los pintores”

 

¿Qué es más importante, la técnica o la imaginación?

Yo diría que es más importante la imaginación, porque la técnica se puede aprender y mejorar conforme vas pintando y practicando, pero luego lo que es hacer algo distinto, tener tu sello personal es lo complicado, la parte creativa. Lo mismo pasa por ejemplo en la música, gente que canta bien hay mucha, gente que sea distinta y tenga un sello personal es otra cosa. Repetir lo que hacen otros simplemente con la misma técnica, te quedará algo bonito pero te faltará alma.

¿En el arte todo vale?

En la guerra, en el amor y en el arte todo vale. Pero, siempre y cuando tenga un sentido. No es hacer por hacer, tiene que tener un por qué, una razón de ser.

Para Juan Mengual alimentar la mente del artista es todo un mundo, se nutre de lo que ve, de lo que siente, de lo que se rodea. Él ve al arte como una forma de reflejar y sacar lo que tiene en el inconsciente, además de como una terapia. Lo usa para mostrar las cosas buenas, pero al mismo tiempo sacar los demonios que lleva dentro. Ahí también radica el encanto del arte, en que cada uno tiene su propia versión de lo que es, cada una tan diferente de otra, pero igual de válida.

Entrevista concedida a AGAPHE el 16 de Marzo del 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *